Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FacebookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.blogexperto.com/ >Don Juan Zarlene>Datos curiosos>Personaje no tan ficticio del mundo de los Beatles
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

Personaje no tan ficticio del mundo de los Beatles

Los Beatles

Hay una tumba en el cementerio Saint George, Liverpool donde reposan los restos de un personaje ni tan ficticio del mundo de Los Beatles. ¿Quien es este personaje?

Eleanor Rigby, es una canción del grupo grabada en el año de 1966, y es considerado uno de los mejores temas de la banda.

La canción fue escrita en la casa de John y el nombre original era "Ola Na Tungee" y el cura se iba a llamar Father McCartney, hasta que se dieron cuenta que todos iban a pensar que estaban hablando del padre de Paul, así que cambiaron el Nombre a MacKenzie.

Paul siempre sostuvo que el nombre "Eleanor" lo tomo de la actiz Eleanor Bron (quien actuó en la Película Help!) y el apellido "Rigby" era una tienda de abarrotes ubicada en la ciudad de Bristol. Pero durante la época de los 80, alguien encontró una tumba en el patio de la iglesia St. Peter (lugar donde se conocieron John y Paul), cuyo epitafio tenía grabado el nombre de "Eleanor Rigby" (muerta el 10 de octubre de 1939 a la edad de 44 años).

En relación a este hecho, Paul se refiere diciendo:

"El patio de la iglesia St. Peter era un lugar que John y yo frecuentabamos regularmente, es posible que haya visto la tumba con el nombre y quizas inconscientemente lo haya recordado o relacionado; quizás mi memoria se clavó particularmente en ese recuerdo, o en el nombre, Eleanor. Pero el nombre no me resultaba suficiente, queria un apellido poco común, y recuerdo un día, caminando con Jane por la ciudad de Bristol, divisé una tienda con el nombre Rigby, y pense -eso es, ya lo tengo-."

En 2008, se subastó un documento acerca de Rigby. El manuscrito es un registro salarial del hospital de la ciudad de Liverpool y presenta el nombre y la firma de E. Rigby, una asistente de cocina que había firmado por su pago mensual. Sus ganancias anuales sumaban 14 libras. Este Documento estaba en poder de Paul McCartney hasta que fue donado para una fundación de ayuda a los discapacitados.

Por otro lado, se sabe que esa muchacha fue quien trabajó en la oficina de McCartney luego de que ella contactara a Paul para contarle cómo había ayudado a un niño autista a tocar en el piano el famoso hit “Yellow Submarine”.

Envia esta página a un amigo

Territorios sin explorar | Proyecto de construcción más ambicioso de la historia

Datos curiosos
Don Juan Zarlene

Zona de comentarios


Política de Privacidad Contacto