Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FacebookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.blogexperto.com/ >Don Juan Zarlene>Datos curiosos>Personaje de la historia que pasó a la posteridad con su apodo
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

Personaje de la historia que pasó a la posteridad con su apodo

Rasputin

Cuando platicamos de personajes históricos, la mayoria de ellos pasó a la posteridad con nombres y apellidos. Muy pocos pasan con el apodo. Uno de ellos fue Calígula, que se le nombraba así por sus botas. ¿Que otro pesonaje perturbador, protegido por reyes, que dicen que cambió a un pais, pasó a la posteridad con su apodo? Hasta canción tuvo (Bony Emm)

Grigory Yefimovich Rasputín: En 1907, el heredero del trono ruso, un niño hemofílico de dos años, quedó postrado en la cama con una hemorragia, y los médicos imperiales carecían de conocimientos para ayudarle. La zarina Alexandra se sentía angustiada y culpable. Cuatro de sus parientes cercanos habían muerto de hemofilia, y su único hijo, Alexis, había heredado esta enfermedad.

Desesperada por salvarlo, la zarina mandó buscar a Grigory Yefimovich Rasputin, un campesino siberiano autoproclamado hombre santo y famoso en San Petersburgo desde hacia poco tiempo, que se había convertido en un favorito de la aristocracia. Rasputín llegó a la habitación del enfermo, rezó unas oraciones y la hemorragia cesó.

A su llegada a San Petersburgo, en 1903, Rasputín fue recibido como un hombre santo y en 1908 fue presentado a la esposa del Zar, Alejandra Fiódorovna, quien tenía gran fe en sus supuestos poderes curativos. Se especula con la posibilidad de que consiguiera aliviar su dolencia mediante hipnosis; en cualquier caso, la mejoría del heredero le granjeó la confianza de la zarina y también la de Nicolás II, fuertemente influido por la zarina.

Alexandra y el zar Nicolás II, que respetaban a Rasputín desde el momento en que lo conocieron, lo aceptaron desde ese instante en su círculo íntimo. Alexandra adoraba a Rasputín como a un santo y gracias a ella obtuvo una enorme influencia política. En 1915, tras haber salvado aparentemente a Alexis de múltiples hemorragias, el «monje loco» se convirtió en el hombre más poderoso de Rusia y llenó la corte con sus protegidos carentes de escrúpulos.

Sin embargo, su libertinaje desencadenó su ruina. El círculo de sus admiradoras hablaba con temor de su mirada abrasadora. Animaba sus emociones, diciendo que el contacto físico con él limpiaría a los pecadores de sus pecados. Las historias de sus corrupciones circulaban por todas partes. El clero se pronunció contra él; los dirigentes políticos, preocupados por su influencia, imploraron al zar que lo echara. Cuando los periódicos atacaron a Rasputín, Alexandra convenció a su marido de que los censurara. Sin embargo, la animosidad pública contra el «hombre santo» continuó creciendo.

En 1916, cuando un grupo de líderes conservadores empezaron a temer que él y la zarina conspiraban para lograr la paz con Alemania, decidieron asesinarle. Según la leyenda, atrajeron a Rasputín a una casa particular y le sirvieron vino y pasteles envenenados. Como el «monje» no sucumbió, el príncipe Felix Yusupov le disparó con una pistola. Tocado varias veces, Rasputín no acababa de morir. Finalmente, b conspiradores acabaron con él empujándolo al río Neva, donde se ahogó.

Envia esta página a un amigo

Super Héroe del comic con nombre de planta alucinógena | Hay agua en la Luna

Datos curiosos
Don Juan Zarlene

Zona de comentarios


Política de Privacidad Contacto